Mi perro


Hoy me llamó profundamente la atención la cantidad de perros vagos que hay en la calles de la ciudad y no es que antes no me diera cuenta pero hoy fue diferente," a veces vemos y otras no" además de sufrir el abandono son victimas del maltratados de quienes se cruzan en su camino. Recordé a mis propios perros que para mí y los míos son más que mascotas, forman parte de mi familia. Recordando en ese momento esta historia que ahora les comparto, confiando les agrade y ayude a ver a las personas y en especial a nuestros hermanos los animales como lo que realmente son, seres vivos creados por Dios para ser nuestra compañía y apoyo. Dicen los sicólogos que si una persona maltrata a un animal, que son seres indefensos, cuanto mas daño puede causar a otro ser humano.




El Perro Cojo


El dueño de una tienda estaba colocando un anuncio en la puerta que decía:
"Cachorritos en venta".
Esa clase de anuncios siempre atraen a los niños, y pronto un niñito apareció en la tienda preguntando:
"¿Cuál es el precio de los perritos?"
El dueño contestó: "Entre $30 y $50". El niñito metió la mano en su bolsillo y sacó unas monedas:
"Sólo tengo $20... ¿Puedo verlos?". El hombre sonrió y silbó.
De la trastienda salió su perra corriendo seguida por cinco perritos. Uno de los perritos estaba quedándose considerablemente atrás. El niñito inmediatamente señaló al perrito rezagado que cojeaba. "¿Qué le pasa a ese perrito?", preguntó. El hombre le explicó que cuando el perrito nació, el veterinario le dijo que tenía una cadera defectuosa y que cojearía por el resto de su vida. El niñito se emocionó mucho y exclamó: "¡Ese es el perrito que yo quiero comprar!".
Y el hombre replicó:
"No, tú no vas a comprar ese cachorro. Si tú realmente lo quieres, yo te lo regalo". Y el niñito se disgustó y mirando directo a los ojos del hombre le dijo:
"Yo no quiero que usted me lo regale. Él vale tanto como los otros perritos y yo le pagaré el precio completo. De hecho, le voy a dar mis $2.37 ahora y 50 centavos cada mes hasta que lo haya pagado completo".
El hombre contestó: "Tú en verdad no querrás comprar ese perrito, hijo. El nunca será capaz de correr, saltar y jugar como los otros perritos".
El niñito se agachó y se levantó la pierna de su pantalón para mostrar su pierna izquierda, cruelmente retorcida e inutilizada, soportada por un gran aparato de metal. Miró de nuevo al hombre y le dijo:
"Bueno, yo no puedo correr muy bien tampoco, y el perrito necesitará a alguien que lo entienda".
El hombre estaba ahora mordiéndose el labio, y sus ojos se llenaron de lágrimas... sonrió y dijo:
"Hijo, sólo espero y rezo para que cada uno de estos cachorritos tenga un dueño como tú".



(Ellos son mis perros : Don Benja, Almendra y Doña Tamy)


En la vida no importa quién eres, sino que alguien te aprecie por lo que eres, y te acepte y te ame incondicionalmente. Un verdadero amigo es aquél que llega cuando el resto del mundo se ha ido y no se cansa de dar oportunidades, porque el también a necesitado o necesitara en algún momento que también le des una oportunidad y apoyo. A veces funciona así ,otras no con nosotros los seres humanos, en cambio con ellos, con tus perros, siempre es así te muestras su afecto y alegría cada vez que te ven. Creo que muchas veces lo que nos falta es dar el primer paso, con una palabra, que puede ser "perdón" o "lo lamento" o con un gesto una sonrisa tal vez.
Si tienes en casa una mascota, mírale y veras que gran amigo y compañero tienes a tu lado o si por tu barrio o cerca de tu trabajo ves todos los días a un perro vago y te sigue y mueve su cola no le maltrates, ellos son así, son fieles y amigables solo esperan de ti una mirada o tal vez una caricia en su lomo. Seguro que tu también sentirás que "Alguien" te acaricia.

No hay comentarios: