+ Padre Renato Poblete s.j.

En la mañana de este jueves 18 de febrero, y a la edad de 85 años, fue llamado al gozo del Señor  el padre Renato Poblete Barth, sacerdote jesuita y quien fuera capellán del Hogar de Cristo hasta julio del año 2000, y secretario ejecutivo de la fundación Padre Hurtado. El padre Poblete  falleció a las 09:30 cuando participaba de un retiro espiritual con sus hermanos jesuitas, entre los que se encontraba el capellán actual del Hogar de Cristo, Padre Agustín Moreira.

Nació el 5 de abril de 1924 en Antofagasta- Chile, pero vivió en Bolivia hasta los 16 años, trasladándose a Santiago tras la muerte de su padre en 1940, el último año de sus estudios conoció a San Alberto Hurtado, sacerdote jesuita y fundador del Hogar de Cristo, quien fuera clave en su ingreso a la Compañía de Jesús. El P. Poblete estudió Teología y Sociología Aplicada a la Religión en Estados Unidos.

Formó parte de los directorios del Hogar de Cristo, de Fundación Futuro, de la Corporación Vida Buena, fue Presidente del Centro de Investigaciones Socioculturales CISOC-Bellarmino y Secretario Ejecutivo de la Fundación Padre Hurtado. Fue columnista en el diario La Segunda.

Los restos del Padre Poblete serán trasladados esta tarde a la Iglesia de San Ignacio, ubicada en Alonso Ovalle con San Ignacio, Santiago Centro, para su velatorio. A las 20:00 horas de hoy se oficiará una misa por su eterno descanso.
 

Testimonio del Padre Poblete: Su Vocación y el Padre Hurtado
"El Padre Hurtado es un símbolo de solidaridad para todos los chilenos"
El padre "pobrete" como le llamaban muchos que lo conocen, fue uno de los grandes continuadores de la obra del Padre Hurtado. Estuvo a la cabeza del Hogar de Cristo durante casi veinte años y estamos seguros que siguió hasta el ultimo momento en este valle de lagrimas jugándosela por servir a Jesús en la persona de nuestros hermanos más abandonados y necesitados en las diferentes actividades pastorales y sociales que llevaba adelante.

Fue en 1941, cuando cursaba su último año de colegio, que conoce al Padre Hurtado y comienza a ayudarlo activamente en la Acción Católica, llegando a presidir a cinco mil estudiantes de liceos fiscales a lo largo del país. Así comenzó su "run-run", como le llamaba el padre Hurtado al despertar de la vocación religiosa. "Yo en esa época le había planteado al padre mi llamado, pero estaba indeciso, no sabía que hacer. Un día le dije que me casaría y formaría una familia. Él me respondió; muy bien, será un gran laico y un gran padre de familia. Me dejó sin habla, pensé que me diría que lo pensara mejor, que no lo hiciera; pero en fin, eso me remeció" relata el padre Renato Poblete. Cuando tenía 20 años, cursando tercer año de Ingeniería Química en la Universidad Católica, decide ingresar a la Compañía de Jesús. Para mi el Padre Hurtado siempre fue "un apóstol de Jesucristo, una persona enormemente enamorada de Jesús, que trataba de vivir de acuerdo a los principios que nos había enseñado y trataba de actuar de forma en que la palabra no fuera una mera palabra, sino se convirtiera en obra".


Como mucho le conocí personalmente y en varias ocasiones me recibió en confesión, elevo al cielo una oración por este Sacerdote de Jesucristo, el Buen Pastor.


Orémus: Absólve, quæsumus, Dómine, ánimam fámuli tui Renato ab omni vínculo delictórum: ut, in resurrectiónis glória, ínter Sanctos et eléctos tuos resuscitata respíret. Per Chrístum Dóminum nostrum.
R. Amen.
V. Réquiem ætémam dona ei , Dómine.
R. Et lux perpétua lúceat ei

V. Requiescat in pace.
R. Amen.

No hay comentarios: