سْمِ اللَّهِ الرَّحْمَنِ الرَّحِيمِ
«¡En el nombre de Dios, el Compasivo, el Misericordioso! "…».
BASTA YA!!

Tod@s los que apreciamos la vida y creemos en el alto valor de la Misericordia y creemos en Dios, el Misericordioso y Compasivo  seguimos "con atención y participación" todo lo que ocurre en Irán en relación con el caso de Sakineh Mohammadi Ashtianí


La mujer iraní de 43 años que afronta en su país una sentencia a muerte por lapidación por un delito de adulterio. Nos ponemos la pena de muerte, al tiempo que ha consideramos la lapidación como una de sus formas "más brutales". 





Otro caso es el de la  periodista y defensora de los derechos humanos Shiva Nazar Ahari parece haber sido acusada de moharebeh (enemistad con Dios), cargo punible con la muerte. Es presa de conciencia, recluida únicamente por el ejercicio pacífico de su derecho a la libertad de expresión y asociación.

En una breve sura (la 112), que es recitada por los islámicos una y otra vez como una confesión de fe, se lee:
«¡En el nombre de Dios, el Compasivo, el Misericordioso! "…».
La pregunta es ¿acaso estos hermosos y santos textos son solo letra muerta para quienes la recitan diariamente…? Dios permita que no sea así.

1 comentario:

Anónimo dijo...

En realidad cuesta creer que entre una cultura y tradición tan valiosa existan aún ese tipo de acciones tan brutales. Creo que debemos crear conciencia del valor y el respeto a la vida humana y su dignidad que es el don mayor que Dios nos a otorgado, el de dar vida.

Felipe