‘Ubi Petrus, ibi et Ecclesia’ (Donde está Pedro, allí está la Iglesia): allá donde se traslade el Pontífice, allá estará el corazón de todos los que laten al unísono con la Barca de la Iglesia.


El Santo Padre visita Escocia e Inglaterra, tierra de larga y rica tradición cristiana que ya sabemos sufrió la separación de Roma en tiempos de Enrique VIII, dando origen a la Iglesia Anglicana y otras denominaciones protestantes. El Papa visita naciones que sufren el flagelo del secularismo y el empeño por silenciar la voz de la Iglesia, países que al igual que la mayoría de las naciones Europas se está transformando literalmente día a día en “EL VIEJO CONTINENTE” con sus políticas de natalidad y la avanzada edad del promedio de sus habitantes.
Acompañemos al Romano Pontífice con nuestra oración y con el firme propósito que un día esos pueblos vuelvan a “CASA”.


No hay comentarios: