SEMANA SANTA


¿Un tiempo sin más? ¿Un tiempo de gracia?
¿Tiempo de vacaciones y carretera? ¿Tiempo para abrir brechas al misterio?
¿Tiempo de nadie? ¿Tiempo de uno mismo?
¿Tiempo superficial? ¿Tiempo intenso?
¿Tiempo de amar y ser amados?

Semana Santa. Oportunidad, ¿para qué?
Se puede seguir dando tumbos por la vida,
pero también podemos encontrar el sentido junto a Jesús.
Se puede mirar todo desde lejos,
pero también podemos aceptar el cara a cara con Jesús.
Se puede andar perdido en este mundo tan plural,
pero también podemos dejarnos encontrar por Jesús.
Se puede seguir con las preguntas de siempre,
pero también podemos acoger la respuesta de Jesús.
Se puede seguir siendo autosuficiente,
pero también podemos acoger el amor y la vida de Jesús.

Semana Santa: Derroche de gracia.
Tiempo para acercarnos al misterio del AMOR más entrañable.
Acoger la Palabra, los Gestos y al Vida de Jesús.
Agradecer la Eucaristía, fuente inagotable de vida.
Permanecer en callado amor junto al AMOR que se entrega.
Esperanza ante el triunfo de la Vida.
Tiempo para recrear la fe en el Pan partido, en la Cruz, en la Resurrección.


Tiempo de comunión, de paz, de solidaridad con toda la humanidad.


____________________________________________________________



No hay comentarios: