“Gracias a la Vida porque me ha dado tanto”

Deseo comenzar este post, utilizando los versos de la gran Violeta:
Gracias al autor de esa vida y de mi vida, a Dios origen y fuente de todo. Hoy cumplo años y como no agradecer  por tantas gracias y bendiciones.

Por el caminar de los años entre luces y sus sombras, entre risas y llantos, entre fidelidad e infidelidades. Gracias por su presencia en mi familia, en mis amigos, los de ayer, los de hoy y los de siempre, en mi comunidad.

Me encomiendo a mis dos grandes patrones a Santa María Eufrasia, nacida un 31 de julio y a Ignacio de Loyola, llamado a la Vida Verdadera, también un 31 de Julio. Y a las oraciones de quienes tiene la caridad de detenerse un momento y visitar La Katisma.



Gracias, Señor Pastor Dulce y Bueno por tu presencia
Tú eres bendición y guía doquiera me halle,
Tú eres fortaleza para permanecer en pie,
Tu eres consuelo  cuando se asoma el  desánimo o tristeza, que me ha levanta cuando he caído.
Todos los días de mí vida sé que permanezco en tu Corazón,
Ayúdame a ser fiel en la salud y en la enfermedad, en la juventud y en mi vejez, en la tranquilidad, pero también en medio de la persecución o la soledad, en la alegría y en la tristeza, en tu encarnación en mis hermanos, viviendo, llevando con mi vida y testimonio el mensaje redentor del Amor Misericordioso, que sana y restaura todo.
Gracias a la Vida.



No hay comentarios: