“Como el Padre me ha enviado, así también los envío yo”

Domingo Universal de Misiones

Domingo Universal de Misiones, es la ocasión de hacer sentir, revitalizar y recordar nuestra vocación misionera como Iglesia – Peregrina. La misión implica a todos, todo y siempre. El Evangelio no es un bien exclusivo de quien lo ha recibido, sino que es un don que compartir, una buena noticia que comunica, que anuncia al Dios de la vida.

Este don-compromiso está confiado a todos los bautizados, como “raza elegida… una nación santa, un pueblo adquirido por Dios” (1Pe 2,9), para que proclame sus obras maravillosas. Que la Jornada Misionera reavive en cada uno el deseo y la alegría de “ir” al encuentro de la humanidad llevando a todos a Jesús, Buen Pastor.

La Evangelización es el servicio más precioso que como Iglesia puede hacer a la humanidad y a cada persona que busca las razones profundas para vivir en plenitud su propia existencia. 
“Los misioneros”, dice S.S. Benedicto XVI, “han de ser personas cuyo corazón ha sido conquistado por Cristo con su amor, despertando en ellos el amor al prójimo”


ORACIÓN MISIONERA

Señor, que nos llamas a seguirte como discípulos-misioneros,
Haz que respondamos con generosidad a tu llamada.
Haz que nuestras familias y comunidades cristianas
vivan el misterio de tu amor,
irradien la luz de tu perdón y misericordia.
Danos fortaleza para superar las dificultades
Que como cristianos y misiones encontramos.
Sabemos que Tú estás siempre con nosotros,
Enséñanos a permanecer en ti,
Envíanos incesantemente tu Espíritu Santo.
Te lo pedimos por intercesión de María,
Madre tuya y Madre nuestra.
Con ella te seguimos como discípulos y
Con ella caminamos
Hacia todos los pueblos.

No hay comentarios: