"CAMINEMOS A LA LUZ DEL SEÑOR"


Felices Fiestas Patrias, a los tod@s los amig@s y a tod@s quienes formamos parte de nuestra gran familia. Que los valores de la fraternidad e inclusión sean el instrumento para que en paz construyamos el presente acompañados de la protección de María, Estrella que ilumina nuestros días y nos guía a Jesús al Pastor Bueno.




 Extracto de la Homilía del Solemne Te Deum por la patria  18 de septiembre de 2014

Textos bíblicos: Is 2, 2-5; Lc 7, 18-22; Ps 125

“1. Nuestras convicciones y esperanzas: En la persona y enseñanza de Jesús

Este es un momento señero para levantar la mirada y para meditar sobre nuestras convicciones y esperanzas y ponerlas en común. ¿Qué es lo que esperamos de este tiempo? ¿Cuál es el anhelo más profundo de Chile?
Para quienes creemos y esperamos en Jesús, los signos de nuestra convicción y de nuestra esperanza son muy claros: son los que vieron los discípulos de Juan Bautista cuando fueron a verificar sus esperanzas: "los ciegos ven, los cojos caminan, los leprosos quedan limpios, los sordos oyen, los muertos resucitan, los pobres reciben la Buena Noticia." (Lc. 7,22).

Es lo propio de un Dios que entra en el corazón de la humanidad para levantarla y redimirla, privilegiando siempre a sus hijos más desvalidos. Por esa razón debiésemos tener una especial sensibilidad por los leprosos, es decir, por los excluidos y los marginados de cada tiempo, así como por los pobres y las nuevas formas de pobreza que se verifican entre los ancianos, los migrantes y tantos otros, invisibles a los ojos de la sociedad, como quienes padecen tantas formas de discapacidad, abandono o de un vacío del cual tratan de huir. En su servicio se juega nuestra fe y nuestras esperanzas y nuestra capacidad de solidaridad”.


(Texto completo de la Homilía del Cardenal en www.iglesia.cl)

No hay comentarios: