Los Últimos Rebeldes

Anoche si poder dormir encendí el televisor y me encontré con una película que al principio creí que era la típica de esas livianas y que poco dejan, pero me lleve una grata sorpresa y me motivo a escribir este comentario – reflexión.  El nombre de la película es: Los Últimos Rebeldes.

Sinopsis

Pedro, Tomás y Arvid son amigos, comparten su amor por del swing y se niegan a unirse a los nazis. Cada cual tiene sus propias dificultades: Pedro, es  hijo de un fallecido disidente del fascismo. Tomás, es el chico rico con problemas familiares y Arvid, es un apasionado músico que tiene una deficiencia física en los pies. Un error obliga a Pedro a enrolarse en las Juventudes Hitlerianas, Tomas por solidaridad también se enrola y ambos llevan una especie de doble vida, nazis de día, ‘chicos swing’ de noche. El intenso adoctrinamiento en las Juventudes Hitlerianas hace que Tomás sea seducido por la propaganda nazi y termina enfrentado a sus amigos.

El swing es un estilo de jazz que surgió en Norteamérica y que en los años 30’s traspasó a Europa encontrando gran aceptación entre el público joven. La película “Los últimos rebeldes” se desarrolla en Hamburgo-Alemania y relata la historia de un grupo de adolescentes seguidores de la moda y que gustan de la música y el baile swing. El problema es que el régimen nazi —a punto de iniciar la segunda guerra mundial— consideraba al swing una música degenerada, de negros y judíos, con letras contrarias a sus “valores e ideales” , si es que se le puede llamar así a la bestialidad que fue y es el nazismo , así como cualquier régimen totalitario.

El nacionalismo militarista y uniformador nazi no coincidía con los cabellos largos, la vestimenta, ni el estilo de vida de los rebeldes ‘chicos swing’, que se negaban a enrolarse en las Juventudes Hitlerianas. Así, la inicial prohibición de escuchar y bailar swing, y luego la represión a los seguidores de esta música, dio lugar a que el swing se convirtiera en una forma de resistencia contra el fascismo. Rescatando los valores de la amistad, la libertad y el respeto por los otros.

Y como bien dice la voz en off al fin de la cinta: A pesar de la cárcel, de la tortura y la muerte que sufrieron muchos de esos jóvenes, la generación siguiente fue testigo del final de la locura nazi.

Busquemos nuestro propio swing para oponernos a aquello que nos quiere esclavizar, oprimir, aquello que oscurece nuestra vida cristiana y eclesial. Demos a la vida el swing, la música que libera las almas, la música de Dios. La libertad, la esperanza, la caridad - rasgos típicos de los primeros cristianos, de los que anuncian la resurrección. Y hablan de la "parusía" para referirse a esta especial libertad que dejaba boquiabiertos a griegos y a judíos. Era tan libre que ni las fieras ni el fuego ni la espada ni la muerte les quitaban la libertad de seguir creyendo en Jesús y anunciándolo. Iban "libremente"... nadie les obligaba. Redescubramos esos rasgos, esa fuerza hoy.

No hay comentarios: