NUNS ON THE BUS


Monjas por las carreteras de Estados Unidos



Cuando se produjo el tirón de orejas a la corporación de monjas norteamericanas por parte de la Congregación de la Doctrina de la Fe fue noticia de portada en todos los medios informativos internacionales.

El organismo vaticano tachó de “radicalmente feministas” las ideas de estas religiosas residentes en Estados Unidos. La opinión más radical fue sobre la ordenación sacerdotal de las mujeres dentro de la Iglesia Católica, más otras sobre sexualidad, aborto y eutanasia. Posturas que La Katisma no comparte, pero reconoce como un aporte a la reflexión y crecimiento del dialogo al interior de la Iglesia.

Las Hermanas estadounidenses rechazaron el veredicto vaticano y decidieron enviar a sus superioras a Roma el 12 de junio un documento para discutir sobre su situación con los funcionarios vaticanos. El arzobispo Peter Sartain se declaró listo para llevar a cabo un diálogo con las monjas “rebeldes”, en una «atmósfera de apertura, honestidad, integridad y fidelidad a la doctrina de la Iglesia».

Mientras, al estilo plenamente yanqui, las monjas se han puesto en camino por  las carreteras de USA.

El viaje comenzó el 18 de junio en Iowa y termino el 2 de julio en Virginia, pasando por Wisconsin, Illinois, Indiana, Michigan, Ohio, Pennsylvania y Maryland, dando testimonio de sus vidas e ideas, ayudando en los refugios para la gente sin vivienda, en los comedores caritativos para pobres, en las escuelas y estructuras sanitarias para subrayar su compromiso social con los más necesitados.



No tenemos nada en contra de esta gira, aun más nos parece una actividad importante e incluso digna de imitar que pone en los medios de comunicación y en las conciencia la discusión sobre los niveles de desigualdad que existe en USA y en tantos países. Lo que esperamos es que, a la vez, no olviden su carácter de personas consagradas y hallan encontrado en medio de sus manifestaciones momentos para la oración personal, el rezo del Oficio Divino y la participación en la Eucaristía. Y no se transforme solo en un hecho mediático. Confiamos que esta manifestación produzca frutos positivos.


1 comentario:

Anónimo dijo...

NUNS ON THE BUS
Es increíble que no se preste para confusión estas manifestaciones o para una doble lectura, me refiero a que este bien ser consciente de las desigualdades existentes y que afectan a tanto y hacer algo por lo menos para hacer conciencia, pero de allí a que religiosas se transformen en una especie de dirigentes políticas, no me parece. Por ser de avanzada como se les llama terminan convirtiéndose en dirigentes sociales o trabajadoras sociales y ese no es su papel o vocación. La opción por los más pobres nace de la opción por Cristo y desde esa opción es que se deben gestar cambios de conciencia.
Un abrazo a la La Katisma y sus amigos.

Cecilia Urrutia Franco.
Logroño- España